viernes, 19 de agosto de 2016

Jabón degradado

¡Me encantan los degradados! Para los que no lo sepáis os cuento que me refiero a una técnica decorativa muy elegante, a mi parecer, que consiste en realizar un jabón dividiéndolo en varias capas del mismo color, pero cada una de ellas un poco más clara que la anterior. Lo sé, como explicación de la técnica no vale un pimiento, pero estoy segura de que lo vais a entender en cuanto veáis las fotos. Es una técnica un poco latosa de llevar a cabo, pero tiene una cosa buena, no hay que preocuparse por mantener la traza muy líquida y eso, al menos a mí, me quita un peso de encima y, además, siempre, siempre sale bien. Encontraréis degradados preciosos divididos en capas perfectas, totalmente lineales, pero a mí también me gustan los irregulares, me parece que tienen un aire más artesano por así decirlo. Voy a intentar explicar cómo se realiza esta técnica.


PASO Nº 1. Una vez trazado el jabón, se divide la masa en tantas partes como capas queramos realizar, en este caso, como son cinco las capas, lo dividiremos en cinco partes.

PASO Nº 2. Colorearemos dos de las partes con el color que más nos guste. Reservamos una de las partes coloreadas y la otra la vertemos en el molde. Daremos un par de golpes firmes al molde contra la encimera para que no queden huecos. Ya tenemos la primera capa. Mucho cuidado con no pasarnos de color o no podremos rebajar el tono ni a tiros.


PASO Nº 3. La segunda parte coloreada la mezclamos con una de las partes neutras y removemos bien para unificar la mezcla. Es mejor utilizar una espátula, no vaya a ser que nos pasemos de espesura por darle con la batidora. Vertemos la mitad de la mezcla en el molde, sobre la primera capa, con cuidado para que no se mezclen. Podéis hacerlo con una cuchara si la mezcla está espesa y luego habrá que darle los golpes de rigor. Ya tenemos la segunda capa.

PASO Nº 4. Repetimos el paso nº 3, es decir, mezclamos la parte coloreada que habíamos reservado con una de las partes neutras y así tendremos el color rebajado nuevamente. Verteremos la mitad de la mezcla en el molde y así tendremos la tercera capa.

PASO Nº 5. Repetimos el paso nº 3 una vez más.

PASO Nº 6. Para rebajar la última capa de jabón nos vamos a ayudar con un poco de dióxido de titanio disuelto en un poquitín de agua, sin pasarnos para que no quede muy blanquecino. Para terminar, podemos decorar la parte superior haciendo ondas con una cuchara.


Si os fijáis bien en las fotos, podréis ver que el que mejor me salió fue el jabón azul. Cuando hice el jabón verde me pasé muchísimo con el colorante y me costó un montón rebajar el color, tuve que ayudarme con dióxido de titanio. Con el jabón naranja, no sé por qué, no seguí el método que os he explicado, sino que utilicé dióxido de titanio para rebajar el color en todas las capas, como véis es mucho más difícil de controlar y desvirtúa mucho el color... No cometáis los mismos errores que yo ;).

Un saludo afectuoso a todos los que seguís visitando mi blog a pesar de lo poquísimo que publico, os lo agradezco un montón.

6 comentarios:

  1. Hola Beatriz. Muy buena tu explicación para esta técnica y preciosos tus jabones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Priss Blafu! Me alegro de que te gusten la explicación y los jabones. Gracias por el comentario y por la visita. Un saludo,

      Beatriz

      Eliminar
  2. Hola, muy buena explicación, pero tengo una duda con el color azul. a mi no me queda de color azul, se me transforma en violeta, he ocupado colorantes en polvo y colorantes en gel y ninguno me ha dado resultado, yo creo que debe ser por la reacción con la sosa, algún consejo para que me quede azul? muchas gracias saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Unkown! Me alegro de que te guste la explicación, a veces no es fácil saber si se entenderá bien lo que quieres contar :). Nunca he tenido ningún problema con el colorante azul, de hecho, si echas un vistazo al blog, verás que tengo un montón de jabones azules, ¡me encanta ese color! Yo uso los colorantes de Jabonería de Suval, en concreto, el de este jabón es el pigmento azul ultramar. El proveedor debe indicar que es un colorante adecuado para jabón de sosa. Muchas gracias por tu comentario y tu visita. Un saludo afectuoso, Beatriz

      Eliminar
  3. Hola, he llegado aquí de refilón pero me ha venido genial, yo lo hacía al revés jejeje Iba añadiendo más colorante según iba haciendo capas...Claro que cuando veía otros jabones hechos con la técnica siempre me preguntaba ¿Cómo es que les queda del revés? Y por tonto que parezca no encontraba la solución... Ahora leído y visto... Ya todo tiene sentido :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues a mí no se me habría ocurrido hacerlo como tú... Me alegro de que la entrada haya aclarado el misterio. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario, Marta. Un saludo afectuoso.

      Eliminar